39082_1506772022638_1034411904_1441517_6186334_nEl exceso de fracasos amorosos me dio el efecto contrario, y en lugar de ponerme en una posición de reviente, de tener en mente darle murra hasta a las columnas, me dio por hacerme el exquisito y selectivo, y ponerme a descartar pibas por motivos insólitos, incluso por ese par de zapatillas horribles que se te ocurrió ponerte en nuestra primer cita.
Ahora ando en esa de preferir elegir hasta el cansancio, antes de ponerme de una a repartir el celular a cualquiera. Cuando apunte, va a ser a una flor de mujer, las pumas de bengala son para viejos gateros, yo estoy para algo más o menos como la gente. No te digo un reeee mujer, pero por lo menos una que con un poco de garre logre zafar, y no una que tenga que dibujar hasta mis ganas de verla. Un “peor es nada” ya no me conforma, apelo a un “peor es poco” y por eso levanté el target.
Porque perder tiempo, sigo así, solari, que tan mal no la paso. Ya aprendí a convivir conmigo mismo y me llevo bárbaro.
Miro a las pendejas con ganas pero me da cosita entrarles, se que después se me va a complicar sacármelos de encima. Miro a los viejitas con respeto, pero también me da cosita, no se si estoy preparado para ver corretear a mas niños en las cenas de los sábados.
Así, estoy en esa edad intermedia entre querer suicidarme, comprarme un felino o ser el gato viejo del boliche. Y ninguna de las tres me convence. Suicidarme no, porque no creo en la vida despúes de la muerte y no soy una estrella de rock como para morir joven. La de la mascota podría ser, pero de seguro de daría paja limpiar cuando el animal “vaya al baño” y caería directo en la mugre y pre villa. Y la de plantarme en la barra de un boliche de día de semana con un whisky es buena, es buenísima diría, pero he perdido el training y al día siguiente no puedo ir a laburar ni aunque me prometan aumento de sueldo por inflación.
Por eso la sigo piloteando como puedo. Esperando una mujer ideal que combine la facha de Uma Thurman con el cerebro de mi mejor amigo. Es pretencioso, lo se. Pero para que vueltear con pavadas y citas en vano, si ya se lo que quiero, tengo reseñado a mi ideal, solamente falta que aparezca.

 

Anuncios