Buscar

Un dia en la vida del gordo

To Beef or not to beef!

Categoría

Cosas colgadas!

1780875_585018274921505_869350073_n

Anuncios

Poema: Todo cambia pero no tanto!

La ciudad cambia, devuelve favores

y a veces traiciona.

El boliche donde nos conocimos

ahora es un salón de fiestas.

A nuestro bar lo convirtieron

en lavautos,

y el Atlas donde vimos Adiós a Las Vegas

derivó en Rodó Hermanos.

Pero lo que me lastima es el bondi:

sigue frenando ahí,

justo dónde me decías

“Llamame cuando llegás”.

1017288_484234601671068_798030465_n

Colecovisión y yo!

colecovisionSalió en el año 1982, distribuida por Coleco y una de sus grandes virtudes fue el gran nivel de sus juegos, muy parecidos a las recreativas del momento. Otra gran acierto fue el módulo de expansión, donde, mediante un adaptador, podías jugar a todos los juegos de Atari 2600, por lo que el abanico de títulos era grandísimo y, además, podías conectar un volante, algo casi impensable en aquella época…

Su gran rival fue la Atari 5200. Bajo mi opinión Colecovisión, fue sin duda la gran triunfadora de esta batalla, tanto por sus grandes juegos como por sus periféricos.

La consola funcionaba con cartuchos y se conectaba, como no, al televisor por el cable de antena. Venía con dos mandos que se guardaban cómodamente en la máquina. Los mandos estaban formados por una ruleta que era el joystick, dos botones laterales y doce teclas numéricas que podías configurar en algunos juegos.

Ésta fue mi primera consola doméstica, por lo que se conviertió en mi preferida, fue un gran regalo de mis padres… Gracias a ella he disfrutado de horas y horas de diversión junto con mi hermano.

Tenía varios grandes juegos como el ‘Space Panic’, que consistía en hacer agujeros para atrapar a los marcianos que te perseguían por distintos niveles y cuando caían, tapabas el agujero y así podías eliminarlos. Otro grande era ‘Donkey Kong Junior’, poco que decir sobre este juegazo, el nivel visual y jugable era impresionante. Otro fue el ‘Mousestramp’, un comecocos en el que podías cerrar y abrir puertas (me hace mucha gracia recordar este juego porque por aquel entonces que no existía el pause, te podías encerrar sin que te pudiesen agarrar, así que podías tomarte un descanso). Pero el que más me gustó, me imagino que por los dibujos que tanto me fascinaban, fue ‘Pitufo’; un plataformas bestial, con unos gráficos inimaginables para la época y que consistía en pasar niveles para liberar a pitufina, una vez terminado volvía a empezar añadiendo un poco más de dificultad y así sucesivamente.

Esta consola estuvo algo más de dos años en el mercado y después desapareció debido a la crisis de las consolas, de hecho, intenté buscar juegos para ella al poco tiempo y nunca pude encontrarlos.

Siempre la recordaré con mucho cariño y agradezco el haberla tenido, ya que fue una de las consolas más potentes de la época, el problema fue que no conocía a nadie que la tuviese para intercambiar cartuchos, una pena.

“La vida es como Flavia Palmiero… linda y puta”.

Piropos: "Llenas de color mi vida, alumbras mi despertar, te quiero más cada día y no te pienso olvidar."
Piropos: “Llenas de color mi vida, alumbras mi despertar, te quiero más cada día y no te pienso olvidar.”

7246_10151477849180945_1155973075_n

Si te gusta el durazno, bancate la pelusa!

539658_4687088847883_352261075_nViernes, reunión de amigos. Cada vez que hay alcohol de por medio pueden pasarme dos cosas: o (me creo que) soy el alma de la fiesta o me pongo reflexivo (y llorón).

La semana pasada mi pregunta fue la misma que me hago acá casi todos los dias “¿Por qué nadie me da bola?”

Entre las jodas de mis amigos sobre mi dudosa heterosexualidad, una de las chicas dijo una infame frase que no es la primera vez que escucho.

“Tu problema es que sos justo lo que las chicas quieren”

Luego de unos minutos de silencio en los que no sabía si reírmele en la cara, ponerme a llorar, pegarle una piña, intentar darle un beso o contarle (con los dedos de la mano de un carnicero imprudente) las conquistas femeninas en mi haber, me enteré que con eso quiso decir que soy un pibe que no da repulsión mirar, bueno y atento y que, llegado el caso, no teme a comprometerse con una relación. En teoría, eso asusta un poco a las chicas.

¡Pensé que eso es justamente lo que querían!

Es como que yo a una chica le diga:

– Tu problema es que sonreís y hacés que todas las chicas que conocí parezcan pequineses durmiendo la siesta.
– Tu problema es que me imagino con vos, viendo una película estúpida, tirado en el sillón, en un día de lluvia.
– Tu problema es que me haces reír demasiado.
– Tu problema es que sos fiel, inteligente y cariñosa.
– Tu problema es que usas poco maquillaje y las zapatillas te quedan mejor que los tacos.
– Tu problema es que tenés las tetas tirando a grandes, paradas y me entran casi perfectamente en las manos aunque sobresale un poquitito por todos lados.
– Tu problema es que sos la única chica que considera el punto anterior divertido y no ofensivo ni demasiado detallado.
– Tu problema es que pensás que soy interesante.
– Tu problema es que aguantás mis boludeces y te gustan las mismas bandas pedorras, programas de televisión incomprensibles y libros raros que a mi.

Supongo que mi amiga parte de razón tiene. Si conociese a una chica así, tampoco pasaría nada entre nosotros.
Más que nada porque no me animaría ni a hablarle. Muy probablemente solo balbucearía incoherencias y ella (porque es súper buena) se transformaría en mi (puaj) amiga y me cuidaría pensando que tengo algún tipo de retraso, como si estuviésemos en la película romántica más cliché del mundo, pero sin que ella se de cuenta que me ama al final.

PREGUNTAS EXISTENCIALES!

2Si los hombres son todos iguales, por qué las mujeres eligen tanto? ¿Por qué las mujeres abren la boca cuando estan pasándose alguna crema en la cara? ¿Si el vino es líquido, cómo puede ser seco? ¿Cómo se escribe el cero en números romanos? ¿Por qué las lunas de otros planetas tienen nombre, pero la nuestra se llama luna? ¿Por qué cuando alguien llama por teléfono a un número equivocado nunca da ocupado? ¿Por qué las personas aprietan el control remoto con más fuerza, cuando se está quedando sin pilas? ¿El instituto que emite los certificados de calidad ISO 9000 tiene calidad certificada por quién? Cuando inventaron el reloj, ¿cómo sabían qué hora era, para poder calibrarlo? ¿Por qué hay gente que despierta a otros para preguntar si estaban durmiendo? Un parto en la calle… ¿es alumbrado público? Una vida más larga… ¿acortaría la muerte? Cuando un vuelo tiene un retraso… ¿es porque no le ha bajado el tren de aterrizaje? ¿Los infantes disfrutan la infancia tanto como los adultos el adulterio? El recto… ¿es insobornable? ¿Dónde está la otra mitad del Medio Oriente? ¿Cuánto miden las altas horas de la noche?

Padres hipócritas…

hipocrita

Nos criaron para no aceptar caramelos de extraños, pero sí regalos de un viejo loco vestido de rojo que te entra de noche a la casa por una chimenea.

 

Igual nada es màs contradictorio que tus padres poniendo tu diente abajo de la almohada para que el Ratón Perez te traiga guita. Una vez tuve lauchas en mi casa y pusieron veneno y tramperas por todos lados… No entendìa nada. Creo que ese día muriò mi infancia.

“No hay amor más sincero que el amor a la comida.”

Desde hace años (en realidad desde el fin de semana pasado, mientras me comía un chorizo de parado) que me pregunto cómo es que los hombres empezaron a probar ciertas comidas y las incluyeron en su dieta diaria.

10 preguntas que me hago sobre el descubrimiento de varias comidas

– ¿Era el hambre tan fuerte que los impulsó a arrancar un palo naranja de la tierra y a probarlo  a ver qué onda?

– ¿Cuánta gente habrá dicho “miren muchachos, encontré unos hongos… ¿a ver qué tal están?”  y cayeron muertos en el acto o corrieron desnudos creyéndose dragones por un par de horas?

– ¿Cuántas veces los hombres postergaron el descubrimiento de algún manjar por años solo porque el tipo encargado de probar las cosas tenía un gusto de porquería y les dijo que “las frutillas no están tan buenas”?

– ¿Están de acuerdo con que Marcopolo cagó las cosas llevando la pólvora al oeste, pero las compensó trayendo pasta? – ¿Se habrá perdido el hombre de alguna delicia solo porque no se dio cuenta que había que pelarla antes?

– Por otro lado, ¿quién fue el genio que se metió en tanto problema para romper la cascara para finalmente comer… coco?

– ¿Cuándo fue la primera vez que se dijo: “no, no tires esa leche pasada… sé qué crees que soy un cerdo, pero creo que descubrí algo grosso”?

– ¿Cuánto tiempo habrá pasado hasta que se dieron cuenta que si lavaban las cosas tenían un gusto más rico?” (Salvo los brotes de soja… esos tienen gusto a tierra siempre).

– O que si ponías a ese chivito dientes de sable cerca del fuego (pero no muy cerca) por un rato tenía mejor sabor.

– ¿O quién, después de descubrir eso se dijo: “ya sé que hay que cocinar las cosas, pero creo que si agarramos este pescado y este pasto de mar y los dejamos crudos me hago millonario”?

Facilidades en celuloide

Facilidades en celuloide

5 cosas que las películas te hicieron creer que son fáciles… y no lo son.

Hackear

Parece que para Hollywood, con una computadora hogareña, una conexión a Internet y un pibe que se pasa todo el día paveando con la maquina, ya es suficiente para meterte en la base de datos de la CIA, cambiar de color los semáforos de una ciudad japonesa o lograr que el microondas del vecino le queme la cena. Todo eso a velocidad supersónica. Probablemente no usen el Windows que tengo en casa, que se la pasa preguntándome si estoy seguro que quiero hacer algo que le pedí hacer 5 segundos antes.

Triunfar en el deporte

Para el séptimo arte, prepararse para una maratón es tener 15 kilos de sobrepeso un día y a las 3 semanas estar súper en línea, sin contracturas, ni tendinitis, ni desgarros, corriendo una carrera de la hostia y ganándole a tu competidor en el film, que seguro es atleta profesional. Lo mismo aplica para fútbol, básquet, tenis o el deporte que se te ocurra; la “voluntad” es más útil que ser un as en el campo o tener toda una vida de entrenamiento.

Participar en una persecución de coches

Todo el mundo sabe usar el freno de mano para “colear” el auto en las esquinas. Siempre las calles que elegimos están llenas de autos, pero con los espacios suficientes para que uno pueda pasar; o, si no se puede pasar, se puede subir a la vereda que no vamos a chocar a ningún transeúnte desprevenido, ya que parece que en las películas no hay viejitas deambulando y los peatones tienen reflejos felinos para salirse del camino justo a tiempo.

Matar a 300 guerrilleros

¡Es fácil, de verdad! Si te rodean de a 5 para pegarte, te van a atacar de a uno, demostrando una caballerosidad rara de encontrar entre los guerrilleros de la vida real. Si tienen armas van a tener peor puntería que mi abuela la de las cataratas (mi abuela misionera ve MUY mal). Y si están refugiados en una mega fortaleza siempre se van a dar cuenta que desconectaste las cámaras de seguridad o que pusiste un montón de bombas por ahí cuando ya es demasiado tarde.

Conquistar siendo un/a idiota

Si las comedias de los últimos tiempos nos han enseñado algo es que cuanto más raro/feo (con personalidad) y torpe (divertido) seas, más posibilidades vas a tener con el sexo opuesto. Claro, en un comienzo ellos siempre las van a querer flacas, tetonas y lindas, pero eventualmente se van a dar cuenta que sos súper divertida y eso los va a conquistar. Y ellas siempre van querer salir con el capitán del equipo de fútbol americano, pero luego te van a dar bola a vos, porque por más que no tengas auto, ni músculos, ni una piel libre de acné… tenés corazón. Aaahhhhh…

BONUS TRACKS:

– Sobrevivir en la jungla / una isla desierta es una pavada y siempre te deja una enseñanza.

– Mantener el peinado y/o maquillaje a la perfección es pan comido, al menos que sea una comedia o un drama.

– El la vida real si el pibe tiene un lunar ya te da asco, pero el las pelis es sencillo enamorarse de un fantasma, un robot, un extraterrestre o un monstruo.

Mi amigo el vinazzi!!!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑